+10 señales de que tu gato te quiere

¿Cómo se puede saber que el gato con el que convivimos nos quiere o aprecia? Lo cierto es que el lenguaje corporal del felino es muy, muy rico; de hecho, lo es tanto que para entenderlo a veces necesitamos un poco de ayuda, o de tiempo. El día a día es sin duda nuestro mejor aliado.

A medida que vamos compartiendo experiencias con nuestro querido amigo, vamos descifrando sus maullidos, y sus curiosos comportamientos. Pero, ahora, nos vamos a centrar en las señales de que tu gato te quiere. No las olvides, porque seguro que te sacarán una sonrisa.

Ronronea

Los gatos ronronean en dos momentos totalmente opuestos: cuando están enfermos y/o sienten dolor, o cuando por el contrario se sienten muy tranquilos y relajados. En el caso que nos ocupa, si tu peludo ronronea cuando le acaricias, o cuando acercas tu cara para darle un beso por ejemplo en la espalda, es porque te quiere.

Ojo: hay gatos que no ronronean nunca y otros que lo hacen tan flojito que apenas se les oye. En cualquiera de los dos casos, siempre que el animal se encuentre bien de salud, no hay nada de lo que preocuparse. Pero por si tienes dudas, acerca tu oreja a su cuello cuando veas que está muy tranquilo. Así podrás comprobar si ronronea o no.

Parpadeo lento

¿A veces te ha pasado que te has parado a mirar a tu gato y este ha parpadeado de forma lenta? Esta es una señal de amor, de confianza plena. Lo puede hacer en cualquier momento, y es para ti una opción única para demostrar que quieres a ese gato que parece que desconfía de ti o que te rehuye. Solo tienes que hacer eso: abrir y cerrar los ojos de manera lenta mientras le observas.

Se restriega

Estos son animales que se guían mucho por el olor. Cuando el gato se restriega o frota contra las piernas por ejemplo, está dejando su propio olor corporal (a priori no podemos detectarlo, a menos claro está que se haya ensuciado y no se haya terminado de limpiar bien, cosa que muy rara vez pasa). De esta manera, te está diciendo que tú formas parte de ese reducido círculo de seres en quienes confía.

Te lame (o acicala)

Si te lame, o si directamente te acicala, es porque eres un igual para él. Un gato solo lame o acicala a otro cuando siente un gran aprecio hacia él, cuando confía y lo respeta tanto que lo trata con mucho mimo. Por ello, si alguna vez lo hace, desde aquí déjame darte la enhorabuena, porque no siempre se puede lograr llegar a ese punto tan bonito en una relación con el gato.

Te espera tras la puerta

Vas al baño, y al salir te encuentras que tu gato te espera tras la puerta. ¿Por qué? Bueno, quizás a esa hora en concreto has empezado a darle por ejemplo una lata de comida húmeda cada día y lo que quiere es que le des una en ese momento también, pero si no… el motivo es otro. Cuando no hay explicaciones posibles, esta es porque te aprecia y quiere estar contigo.

Duerme contigo o cerca de ti

Imagen procedente de Wikimedia/Testtotest

Vale, es cierto: en invierno puede dormir contigo porque tiene frío y busca el calor que proporcionan las mantas de tu cama. Pero déjame decirte algo: no es el único motivo. Cuando un gato duerme, se vuelve muy vulnerable, por eso solo dormirá con alguien si esa persona le da paz.

Te amasa

Cuando un gatito amasa, lo hace para que pueda alimentarse de la leche de su madre; pero si sigue haciéndolo a medida que crece, ya sea en tu ropa (o en algo que huela a ti) o si te amasa a ti mismo/a, significa que formas parte de su familia, y que además eres alguien muy especial para él.

Te trae cosas

Si tu felino sale a la calle y te trae animales, como ratones o pájaros, vivos o no, te estará trayendo »comida». Y es que él no consentirá que pases hambre. Por eso va a traerte »regalos». Así que lo mejor es poner tu mejor cara, tratar de salvar al animalillo si es eso posible, y tener paciencia. Los gritos solo confundirán y atemorizarán al gato.

En el caso de que no salga nunca de casa pero igualmente coja por ejemplo calcetines del baño y te los traiga, el motivo es el mismo. Es una muestra de afecto.

Muestra su barriga

El hecho de que un gato se ponga panza arriba es una muestra de afecto más. Adoptando esa postura, te transmite su amor. Pero cuidado, porque también es posible que sea una invitación al juego. Para asegurarte, es mejor que pruebes de mirar de acariciar su cabeza, sin hacer movimientos bruscos: si entrecierra los ojos, bien; pero si ves que los mantiene bien abiertos y/o empieza a mover sus patas… es mejor que vayas a por su juguete.

Se acicala cerca de ti

Es una señal de afecto que pasa a menudo desapercibida. Pero un gato que se acicala deja de controlar su en torno, pues centra su atención en sí mismo. Por ello, si tu felino se acicala a tu lado es porque se siente seguro a tu lado.

Levanta su cola

Esta es una señal que a veces puede confundir. Un gato que se siente a gusto en casa y que simplemente está inspeccionándola, tendrá su cola hacia arriba con la punta un poco torcida hacia abajo. Pero si por ejemplo al verte llegar viene hacia ti con la cola levantada, es una muestra de afecto. 

Así que nada. Ya sabes cuáles son las formas que tiene un gato de mostrar que quiere a alguien.

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos
Responsable: Mónica Sánchez Encina.
Finalidad: Moderar los comentarios del blog.
Legitimación: Me das permiso para moderar y notificarte.
Destinatarios: Tus datos se guardan en mi hosting Raiola, cifrado con SSL y 100% seguro.
Derechos: Puedes acceder, modificar y eliminar tus datos cuando quieras.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos personales en mi página web entendiendoamigato.com + info